Pánico en la primera clase

3 Mar

Todos los profesores tenemos una primera clase, esa en la que entras sudando, mirando tu guioncito de la noche anterior de reojo y de la que sales agotado de todos los nervios que has pasado. Recuerdo  que hace años una amiga me dijo que en sus 2 primeras semanas como profesora llegaba a casa y se echaba la siesta de su vida. Y es que es muy estresante estar delante de unos alumnos, ávidos de conocimiento y no saber muy bien lo que estás haciendo.

Yo creo que los profes de español tenemos muchas primeras clases. Casi todos trabajamos en este mercado dinámico en el que cada viernes sabes, más o menos, tu horario de la semana siguiente. Es cierto que hay muchos que trabajáis en centros más reputados (universidades, colegios de primaria o secundaria, institutos), pero la mayoría hemos pasado por eso o/y seguimos haciéndolo. A mi me gusta vivir así, cada semana es diferente a la anterior y tienes mucha flexibilidad, lo que va bien para según qué cosas.

El caso es que, en este tren de vida, los horarios cambian a menudo, pero también los alumnos. Tan pronto tienes 8 clases one-to-one, como te plantas con 2 grupos y 3 clases de conversación. De ahí que os dijera que los profes de español tenemos muchas primeras veces. Yo al principio sudaba cada vez que me llamaban para una clase nueva. Me preguntaba: ¿cómo serán los estudiantes? ¿Tendrán interés?¿serán jóvenes o mayores?¿serán “básicos, básicos” o ya sabrán algo?…. y un millón de cosas más. Lo que peor llevo son los niveles. Me ha pasado cien millones de veces que el estudiante no tiene el nivel que yo pensaba o me habían dicho, y me he plantado en la clase con material que no servía para nada. O un estudiante que en el papel es excelente pero a la hora de hablar es terrible, un básico con piel de intermedio.

A mi me encanta, antes de cada clase, llevar una especie de guión de lo que quiero hacer. Me gusta pensar que soy más organizada que otras personas que entran en la clase a pelo (nunca jamás he podido llegar al lugar en el que he quedado con mi alumno o a la escuela en la que trabajo con el tiempo justo, necesito, mínimo, 20 minutos para centrarme antes de comenzar), pero soy más desorganizada que otros compañeros que realmente llevan un horario para cada tarea. Sé que la teoría es que debemos dar un tiempo a cada actividad, pero no lo puedo evitar, la clase me lleva a mi y yo me dejo llevar encantada. Me gusta ver la creatividad de mis estudiantes y dónde acaba mi clase. Siempre me sorprenden gratamente.

Para esos momentos cuando no es posible llevar un guión o se te rompen los esquemas en el minuto 1 de clase, suele funcionarme llevar alguna actividad para romper el hielo que me guste o que me haya funcionado antes. Para los básicos que saben un poquito me encanta repasar las preguntas que saben, ponerlos por parejas y que se hagan las preguntas. Después deben presentar a su compañero ante la clase. Se te va la hora volando, se han presentado, han conocido al compañero y han repasado, ¿qué más se puede pedir?. Es muy simple, pero les suele gustar.

Los básicos cero son los que encuentro más complicados. Cuando están en cursos de inmersión suelo entrar en plan “Yo Tarzán, tú Chita”, poniendo la pregunta “¿Cómo te llamas?” en la pizarra y señalándome a mi misma diciendo “Yo me llamo Alejandra, ¿y tú?” y así poco a poco con cada estudiante. Suena tonto pero funciona. Con los angloparlantes es un poco distinto, al menos a mi modo de ver, porque necesitan que les hables en inglés. Suelen tener problemas para comprender los conceptos gramaticales y si encima comienzas en español exclusivamente, se suelen frustrar. Hay que convencerlos poco a poco.

Sonreir es importantePara esas primeras veces también os puede servir la entrada que he leído en este blog, que habla de cómo “enamorar” a tus estudiantes. A mi siempre me ha funcionado la sonrisa. Pienso que tener paciencia y sentido del humor son dos cosas muy importantes en un profesor de español.

Espero que os haya gustado esta entrada. Me encantaría leer sugerencias para las primeras clases, alguna actividad para romper el hielo. Si os animáis ¡dejadme un comentario!

Sed buenos y ¡hasta el próximo post!

Anuncios

Recursos para estudiantes de español

3 Feb

No sé si os pasa a vosotros: mis estudiantes, durante las primeras clases, siempre me preguntan por material extra con el que, o bien repasar gramática, o bien escuchar a gente hablando español, leer historias, etc. La verdad es que a veces no sé qué decirles. Hay gran cantidad de cosas en Internet que les pueden servir, además cada uno tiene una forma tan particular  de aprender que se hace difícil dar en el clavo a la hora de aconsejarles.

Yo me paso la vida buscando nuevos recursos. A veces por necesidad, porque hay un estudiante que te ha pedido una cosa concreta que nunca he trabajado o con la que no he desarrollado material; y, a veces, por el mero hecho de acumular “por si acaso”. Sí, sí, estoy segura de que a más de uno se le habrá escapado una sonrisilla con esta última frase, porque los profes de español somos un poco urracas, en vez de acumular cosas brillantes acumulamos material, y os lo dice una que llegó a tener unos 4 archivadores de los grandes llenos de fotocopias. Ahora la acumulación se hace más fácil gracias al ordenador, pero hay que reconocer que a veces no sabemos ni lo que tenemos.

Volviendo al tema que nos ocupa, en todas estas búsquedas de recursos, he visto muchas páginas interesantes para descargar material para ellos, pero ninguna me ha llamado especialmente la atención como para enviársela a ellos para que hagan ejercicios on line. Muchas me parecen cutres, incompletas, demasiado complejas o, incluso, con errores. Supongo que no siempre las páginas están hechas por profes de español (lo siento, caigo en lo de siempre) o yo tengo otra visión sobre lo que me gusta para mis estudiantes.

Dicho esto, uno de los que más me gusta es un curso de la BBC, Mi vida loca. Me gusta porque es muy interactivo y está muy bien hecho (muy propio de la BBC). Tiene incluso un apartado donde ayuda al profesor con ideas y una guía para enseñar a través de estos vídeos.

A parte de este curso, no he dado con nada más que me convenza del todo. Me gustaría encontrar alguna página con ejercicios on line, pero sin errores y bien estructurada. Como siempre, estoy abierta a sugerencias así que ¡¡enviadme cosillas!!

Off line yo tengo mis recomendaciones estrella, que no suelen fallarme. Últimamente he añadido alguna nueva de mi experiencia canadiense:

USO: Vaaaaale, son unos libros muy básicos y no se extienden mucho en la parte de gramática, pero es lo justo para que nuestros alumnos tengan una buena carga de ejercicios extra que hacer en casa si necesitan practicar alguna cosa en concreto.

MADRIGAL’S MAGIC KEY TO SPANISH: Normalmente suelo huir (y aconsejo a mis estudiantes que huyan) de palabras como “magic”, “learn Spanish in … weeks”, y estas cosas maravillosas que la gente se saca de la manga para vender libros, cursos o lo que pinte, pero este me ha gustado. Hace poco me preguntó una alumna que si lo conocía, porque se lo había recomendado su hermana como la panacea para aprender español. Yo, como no tenía ni idea, me fui directa a la biblioteca a cotillear el susodicho método, y me convenció. No es prefecto, algunos ejercicios sobran, para mi gusto, pero me gustan las explicaciones, hechas desde el humor.

¿Cómo se dice?: Es un libro que se usa aquí en Vancouver (no sé en el resto de Canadá) para enseñar español en la universidad. Es muuuuuuy caro, pero es muuuuuy bueno. Está escrito en inglés, pero es excelente, tanto los ejercicios como las explicaciones gramaticales. De primeras parece un poco denso, pero una vez te fijas con detenimiento, merece mucho la pena.

Me gustan también ciertas aplicaciones para el móvil. No les van a resolver la papeleta, en lo que a aprender español se refiere, pero les van a ayudar a repasar vocabulario, aprender el orden de la frase y ciertas expresiones. Mis favoritas son:

DUOLINGO: Está bien, como digo, para repasar vocabulario. Tiene varios niveles y trabaja también la colocación de la frase (a los estudiantes angloparlantes les viene de maravilla). Lo más importante: es gratuita.

BUSUU: El concepto es similar, aunque trabaja algo más la gramática. Puedes llegar hasta cierto punto gratis, después hay que pagar.

BABBEL: Más de lo mismo, pero la parte gratuita es más extensa que la de Busuu, donde trabaja, basicamente, vocabulario. No he llegado a pagar, pero creo que puedes practicar también gramática.

Y esas son mis sugerencias, por el momento. Como he dicho, siempre estoy dispuesta a añadir más, de hecho me encantaría, ¡y a mis estudiantes más!, así que ya sabéis, escribidme, espero vuestras ideas.

Sed buenos y ¡hasta el próximo post!

¡Dentro vídeo!

27 Dic

Últimamente estoy intentando ponerme de nuevo al día con todo el mundillo TIC. Por pura coincidencia me llegó esta semana un interesante post sobre diferentes programas para crear vídeos. Yo no he utilizado ninguno aún porque no he sacado tiempo, pero es uno de mis propósitos para el año nuevo, así que ya os contaré la experiencia. 

Aprovecho también para hacerle un poco de publicidad, si me permitís, al blog de mi cuñado Rafael Ruiz-Carrillo sobre Marketing Digital y Empresa. Lo encuentro de mucha ayuda, sobre todo para aquellas personas que, como yo, están empezando en este mundillo de Internet, SEO y demás familia.

Bueno, y después de la publicidad, sigo con los vídeos. Me gusta mucho la idea de llegar a los estudiantes a través de ellos, ya sea para promocionar la empresa o para poner contenido gramatical, vocabulario… Son muchas las empresas on line que utilizan este sistema, como VideoEle, que además tiene una zona para profes muy interesante de donde se pueden sacar muchas actividades. Algunos contenidos son un poco densos, especialmente los de A1, pero se puede usar parte de ellos. Otros están bastante bien. Me gusta particularmente este de los pronombres objeto directo (por cierto, deberíamos ponernos de acuerdo y poner a todo la misma nomenclatura, no puede ser que unos los llamemos pronombres de objeto directo, por poner un ejemplo, y otros pronombres átonos, eso crea mucha confusión a los estudiantes):

Hay otros como Practica español, que usa la idea de aprender español con material real. Nunca me he inclinado mucho por esta opción. Es cierto que tampoco debemos manipular el material en exceso porque, a la hora de la verdad, el estudiante se va a encontrar con otra cosa, pero no creo que dejarlos  tal cual sea la solución, ya que, aunque cortemos algunas partes, siempre aparecerán construcciones complicadas que confundan al alumno. En el caso de los vídeos, el problema será que hablen demasiado rápido o que usen, como en este ejemplo, lenguaje periodístico, que es bastante complicado incluso para un B2, al menos esa es mi humilde opinión. Aquí os dejo una muestra de uno de los vídeos que utiliza Practica español. Si hacéis clic aquí, encontraréis la práctica que plantean.

Por último hay una página que me encanta, por su originalidad. La idea es genial y los personajes están muy logrados. Mi única pega, que hablan un poco bajo, a veces un poco rápido, y usan palabras y frases complicadas en algunos vídeos para principiantes, pero me he enamorado de estos cursos. Se llaman Tio Spanish, que es el personaje principal y tiene vídeos tan chulos como este:

Como todo, aunque no te sirva completamente, se puede adaptar, quitarle el sonido y que los estudiantes creen sus propios diálogos por ejemplo, o se puede introducir la idea principal del vídeo antes de verlo para que no se pierdan… no sé,  hay muchas opciones y creo que merecen ser usados, aunque solo sea por todo el tiempo e imaginación que esta gente está invirtiendo para enseñar español.

Y eso es todo por hoy. Como siempre, si tenéis alguna idea más, alguna página que merezca ser vista, o si habéis utilizado alguno de los recursos que propongo, sois bienvenidos a dejar un comentario. La idea es que aprendamos unos de otros, ¿no?.

Os dejo con mi vídeo favorito. Siempre que tengo oportunidad lo cuelo en una clase :). ¡Sed buenos y hasta el próximo post!

Oportunidades de trabajo y recursos

20 Dic

Esta semana han llegado a mis manos (o a mi correo…) por diferentes vías varios recursos interesantes para la clase ELE.

El más completo va un poco en línea del vídeo del post anterior, es una publicación colgada en Slideshare que enumera lugares donde buscar trabajo como profesor y dónde formarse: Formación y empleo ELE. Para mi gusto faltan doctorados, por ejemplo (más que nada porque estoy muy interesada en hacer uno), pero da una idea general bastante completa. Me gusta especialmente el apartado de páginas para trabajar online. Esperemos que Hispancouver esté algún día entre ellas 🙂

Si estáis interesados en buscar trabajo, uno de los lugares más conocidos es Todoele, que también es bueno para buscar recursos (o colgarlos, si tenéis tiempo). Siempre se encuentran cosas interesantes. Pero mi favorita es sin duda EducaSpain, el formato es muy simple (es un blog), pero puedes introducir tu correo electrónico y te llegan ofertas con bastante frecuencia. La parte mala es que ¡¡dan ganas de aplicar a todas!!

Como os dije, habla también de trabajo online (via Skype normalmente, solo hay una de trabajo por teléfono que no sé cómo será). Este es mi top 4:

  • Lengalia: Tienen un formato muy bueno para aprender en línea (podéis probarlo por 48 horas) y muchos ejercicios para el alumno. Para mi gusto ofrecen demasiados cursos, pero eso depende del tipo de estudiante que seas, yo soy de las minimalistas, no me pongas listas de cursos porque me agobio. Me recuerda a la universidad, cuando teníamos que escoger las asignaturas de libre elección… yo acabé pagando por cursos de verano, no podía sumergirme en esas extensas páginas con letra minúscula.
  • Livemocha: Lo interesante de esta empresa es que no  sólo ofrecen trabajo para profes, sino para creadores de contenido y traductores.
  • Diverbo: Tienen muchas ofertas de trabajo en diferentes posiciones y para varios idiomas.
  • Verbalplantet: Lo que más me sorprendió es que el profesor se queda con el 100% de lo que gane (generalmente las empresas online se quedan con un porcentaje).

En esta publicación de la que os hablo, encontraréis también Becas, como la de auxiliar de conversación o Fulbright y Voluntariado. Yo hice la primera hace bastante tiempo en Escocia. Está bien, si no tienes experiencia previa.

Espero que os animéis a haceros extranjeros y apliquéis a muchas ofertas laborales. Yo os animo a que lo hagáis, España siempre va a estar ahí y el trabajo de profe de español en el extranjero es muy interesante (y mejor pagado…)

Sed buenos y ¡hasta el próximo post!

Profesor de español = Precariedad laboral

13 Dic

Estoy flipando en colores y perdonad que comience así el post, pero es que me acabo de enterar de que anda un vídeo rondando por ahí de “Comando actualidad” de TVE,que habla sobre los profesores de español. No me voy a poner a desgranarlo, porque  más de la mitad del vídeo se trata de vender el curso de IH, solo voy a comentar un par de cosas que me parecen increíbles.

La tónica general del vídeo, que no me gusta un pelo, es ese afán que parecen tener los medios de comunicación en España de animar a la gente a irse al extranjero. Me parece perfecto, pero que les digan la verdad. Este tipo de programas venden las cosas como si fueran gangas. Pagas 1300 euros, te formas con un cursito de 1 mes y ya estás listo para hacer las maletas, plantarte donde sea y forrarte. Las cosas no son tan sencillas:

  1. No tienes experiencia: Es cierto que a muchas escuelas de español no les importa, pero no esperes que estas escuelas te den trabajo fijo y un sueldazo. Sin experiencia conseguirás algunas horas al día para ir tirando. Llevo trabajando bastante tiempo en esto, he vivido en diferentes países y en ninguno de ellos he conseguido un contrato, por poneros un ejemplo. Trabajo como autónoma y corro de aquí para allá para dar mis clases.
  2. No se gana las millonadas que la gente sueña. A todo el mundo le cuentan la película de que en otro país se va a forrar… no, esto no son los años 60 donde la gente emigraba a hacer las américas, y, siento decepcionaros, pero nadie “se monta en el dolar” dando clases de español.
  3. La vida en el extranjero es dura. Sé que esta premisa se supone, pero no todo el mundo lo hace. Los inicios (y por inicios no quiero decir los primero meses, si no los primeros AÑOS) son duros en cualquier lugar y más con otro idioma y otras costumbres. Las cosas se consiguen poco a poco y con trabajo duro. No penséis que porque sois españoles o europeos os van a recibir con los brazos abiertos.

Otra de las cosas que me molestó del vídeo es una chica que sale diciendo que las academias de español en España suelen pagar por hora unos 15 a 20 euros (¿?¿?¿?)… ¿en plena crisis han subido los sueldos a los profes? Yo me fui de España en 2010, es decir, hace aproximadamente 4 años, a mi me pagaban 9 míseros euros la hora y trabajaba como autónoma. Si trabajaba con contrato me hacían contratos de 3 ó 6 meses ( y no os explico las irregularidades que tenían esos contratos). ¡Vale!¡Confieso! en otro sitio me pagaban 12, pero solo si trabajaba en negro. Si trabajaba con contrato me pagaban solo 9 y me daban menos clases.

Algunos de vosotros pensaréis, 9 euros la hora por 8 horas al día, por 30 días que tiene el mes te sale un sueldecito nada envidiable… perfecto, pero no estáis teniendo en cuenta que no trabajamos más de 4 ó 5 horas al día (con muchísima suerte). Después de estas 4 ó 5 horas tenemos que seguir buscándonos las castañas para que 900 euros se estiren como los chicles. Si sois profesores os preguntaréis si esas 4 ó 5 horas diarias son seguidas y de clase, SÍ, señores y señoras, son seguidas, con una pausa de 30 minutos por el medio y la preparación de las clases en tu casa (si llegas algún día). Los que no sois profesores o no tenéis un profesor en vuestra vida nunca alcanzaréis a comprender que más de 3 horas seguidas de trabajo en la clase para un profesor es, psicológicamente, exactamente igual que una mañana entera de trabajo para vosotros, pero no voy a meterme en ese berenjenal porque sé que es una batalla perdida.

No, no soy una pringada, esa era la situación laboral del profesorado de español cuando me fui de Barcelona. ¿Por qué aceptabas el trabajo con esas condiciones? Pues porque no había/hay otras condiciones, porque tienes que llegar a fin de mes y porque necesitaba experiencia. A mi me hubiese encantado levantarme en armas, y lo hubiese hecho si todos mis compañeros me hubiesen apoyado, pero no fue el caso. Supongo que había gente que tenía responsabilidades, como hipotecas o hijos.

“Vaya asco de profesión”, diréis,  pues sí, saliaralmente lo es, pero es muy interesante y gratificante. No puedo imaginarme tener que levantarme temprano (que ya es un suplicio per se) e ir cada día a un trabajo que odio…

Con esto  solo quiero que comprendáis por qué me cabreo cada vez que escucho que alguien que ni siquiera está formado trabaja como profesor de español. No solo estamos mal pagados, no tenemos contratos (ni fijos, ni de los otros muchas veces), tenemos que buscarnos la vida y trabajar mil horas para sacar un sueldo que nos permita pagarnos un alquiler, no le importamos a nadie (porque no trabajamos para el estado), si no que encima tenemos que aguantar que haya gente que se tome nuestra profesión a guasa y que nos digan que profesor puede ser cualquiera, y más me molesta que lo hagan desde los medios de comunicación.

Como ya he dicho en otra ocasión, todo el mundo es bienvenido a este hermoso trabajo, pero formáos bien y que no os metan pájaros en a cabeza. Yo tengo mucha experiencia ( 10 años, aproximadamente), más de 8 años de formación (sin contar la memoria del Master e incontables cursos referente a mi campo) y aún no  he conseguido ese trabajo soñado que os quieren hacer tragar en el vídeo., porque decirlo, no lo dicen, pero esa es la impresión que se te queda después de verlo.

Problemas del lenguaje

9 Dic

Sé que no tiene que ver directamente con mi trabajo, pero hoy “El Mundo” publicaba un artículo muy interesante que hablaba sobre una nueva investigación que intenta explicar el problema de la dislexia. Dice que:

“[..] desde hace décadas se pensaba que las personas con dislexia no podían construir bien esas representaciones (fonológicas). En cambio, este trabajo señala que lo que ocurre es que las estructuras encargadas de la codificación de las representaciones fonológicas no se comunican bien o lo hacen de una forma más débil con las estructuras encargadas de acceder a ellas o manipularlas.”

Siempre me ha sorprendido cómo el cerebro regula el habla. Recuerdo, no sin tristeza, las clases en la universidad sobre lingüística y semántica. Me encantaba el profesor, era una persona brillante, pero, al menos a mi modo de ver, las clases eran un tanto tediosas ya que hacía la explicación larga y complicada,  así que no las disfruté lo que creo que las hubiese disfrutado ahora. En ellas hablaba sobre este tipo de conexiones. Recuerdo cómo nos explicaba que en el cerebro hay diferentes lugares donde almacenamos cosas que aprendemos. A veces parece que las olvidamos, pero siguen ahí, solo hay que decirle al cerebro qué tecla debe tocar y activaremos de nuevo ese conocimiento. Cuando ese link se rompe, es el momento en que encontramos problemas como la dislexia.

Muchos estudiantes de ELE a veces vienen un poco cabizbajos a las clases porque habían estudiado español hace tiempo y pensaban que sabían más. Cuando están en una clase en grupo suelen compararse y, cuando ven que van por detrás de alguien que acaba de comenzar, sienten que han fallado y se desaniman. Me suelen decir “ya no me acuerdo de nada”. Yo siempre les ayudo diciendo que el cerebro es como un gran armario dividido en diversos cajones. Solemos abrir los cajones que están justo enfrente de nosotros, donde ponemos la ropa que más utilizamos. Solo de vez en cuando abrimos los cajones de arriba y de abajo para ver qué hay y si hay algo que nos sirve. Lo mismo pasa con el español. Lo han estudiado y, probablemente, lo han metido en el cajón que está abajo del todo, solo necesitan sacarlo, desempolvalo y ponerlo en los cajones del medio y eso lleva tiempo porque estamos muy ocupados haciendo otras cosas. Quizás sea una explicación infantil, pero les encanta, les hace sonreír y ven el reto de otra manera, especialmente cuando se trata de personas mayores.

En el artículo señala, también, la diferencia entre disléxicos de distintos idiomas:

“La dislexia no es igual para un inglés que para un español. El trastorno y, sobre todo, sus implicaciones varían en función del idioma que se maneje. Porque el lenguaje y su representación influyen directamente en las habilidades condicionadas por la dislexia. El castellano, como el euskera y el alemán, son idiomas transparentes; en ellos los grafemas se corresponden con un único fonema (la -a escrita siempre se pronuncia igual). En cambio, el inglés, el francés y, sobre todo, el danés son idiomas opacos, en los que las letras no siempre se corresponden con el mismo sonido. Esto hace que, por ejemplo, las personas con dislexia en Reino Unido se enfrenten a más trastornos de precisión en la lectura que quienes tienen como lengua materna el castellano. En nuestro país, por contra, son más comunes los problemas con la fluidez. “

Me hace pensar en cómo hablamos otras lenguas. Por ejemplo los españoles tenemos problemas con la lectura en inglés, precisamente porque nuestra lengua pertenece a este conjunto de idiomas “transparentes” donde la “a” se lee como una “a” y el inglés pertenece a los idiomas “opacos”, donde la “a” se pronuncia “ei”. Al contrario, un angloparlante tiene muchísimos problemas con la vocales en español. Les costará mucho tiempo pronunciar bien cosas como “universidad ” (“iunuversidad”), por ello, en A1, suelo pararme bastante con las vocales, haciendo ejercicios de repetición. Lo malo es que muchos de ellos vienen ya con errores fosilizados, haciendo complicada la corrección.

No sé si ha sido de mucha ayuda el post de hoy, pero ahí lo dejo. Sed buenos y hasta el próximo post!

Imagen

Corrección de la pronunciación

29 Nov

Hace tiempo que estoy investigando cómo tratar la  pronunciación en la clase de  español. Hay un montón  escrito a este respecto (si  miráis en Google acabaréis  aburridos de tanta  información) y bastante  bueno, pero nada realmente  concluyente (al menos ara mi gusto). Está claro que nadie va a darte la solución a todos tus problemas, pero me he encontrado con demasiadas teorías interesantes que se van al traste en el momento en que pisas el aula, como el enfoque por tareas, precioso en el papel, pero ¿hay alguien que realmente lo siga a rajatabla?

Mi plan genial era dar, de vez en cuando, pequeñas clases de pronunciación a mis estudiantes, y digo “era” porque la planificación de las clases me pareció suficientemente complicada como para desistir.

Yo siempre comienzo el A1 hablando de cómo pronunciar cada letra en su contexto, especialmente las difíciles cómo la “g” y la “j”, y a los estudiantes les encanta, pero después de eso hago pocos o ningún ejercicio al respecto, a menos que me lo pidan explícitamente o que vea que realmente lo necesitan. Y no os digo nada en niveles superiores, me dedico a deshacer los entuertos que provoca el subjuntivo y simplemente corrijo la pronunciación cuando algo me chirría.

Una cosa de las que me planteaba a la hora de abordar este tema, era, qué pronunciación enseñar. Antes nunca me preocupaba por esto ya que trabajaba en España o en Europa, donde la mayoría de los estudiantes acabarían yendo a mi país de vacaciones, pero ahora que vivo en este lado del mundo, donde el destino principal de los canadienses es México, me hace replantearme muchas cosas. Me pregunto si los profes de inglés tendrán el mismo problema, ¿enseñas a un español el inglés de Inglaterra o el de Estados Unidos? Si me paro a pensarlo, nunca he escuchado a un español quejarse porque su profesor fuera de un lado o del otro…

Otra de las cosas con las que me encontré es con pocos ejercicios prediseñados para estos menesteres. Parece que nuestro querido “Marco común de referencia europeo” nos aconseja, a la hora de enseñar la pronunciación, la imitación del profesor o de grabaciones, trabajo individual en laboratorio de idiomas, leyendo en voz alta , ejercicios de percepción y repetición o enseñanza explícita, aunque no especifica cómo.

Al margen de esta genial idea que digo que se me había ocurrido, encuentro extremadamente complicado hacer ejercicios de pronunciación en clase, como una tarea más. Creo que los profes ya hacemos bastante “multitasking” como para cargarnos con más. Además, nuestros alumnos aprenden pronunciación con nosotros, ya sea porque les corregimos bien cuando necesitan ser corregidos, ya sea porque tienen facilidad para imitar lo que hacemos. Quizás sea una postura un tanto perezosa, no digo que no, pero nuestros estudiantes suelen aprender sin ir a clases especiales. Sería un extra hacerlo, pero creo que fuera de la clase ordinaria.

Me gustaría qué pensáis. ¿Le dedicáis tiempo en el aula? ¿Qué tipo de ejercicios soléis hacer?

¡Un saludo, sed buenos y hasta el próximo post!

lenguaje y otras luces

ESPAÑOL PARA EXTRANJEROS, LENGUA Y LITERATURA. LEER, ESCRIBIR Y COMPARTIR EN ESPAÑOL - Blog de ELE -

Carlota Rylance

Blogfolio docente de una profesora de español como lengua extranjera

Recursos d_ELE

RECURSOS GRATUITOS y LECTURAS GRADUADAS para aprender español online. Free resources to learn Spanish.

EducaSpain

Red Internacional de Enseñanza del Español

DeLgaELE

Compartir, experimentar y aprender sobre la enseñanza del Español como Lengua Extranjera.

Wonderlust

Deseo de descubrir

Hispancouver

Blog para profesores de español

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.